A comienzos de esta semana fuimos al parque toda la familia (papá pollito, nuestro bebé y yo) a divertirnos en los columpios. Una niña jugaba y caminaba de un lado para otro y una mamá pollito la correteaba sin parar.

Como suele suceder en los parques (mi única vida social actual) las dos mamás nos pusimos a hablar y para mi sorpresa, su niña tenía 11 meses, como mi pollito.

Digo para mi sorpresa porque la niña caminaba y corría con una soltura increíble, y medía además, 20 cm más que Gael. La mamá me preguntó si mi bebé caminaba, siendo mi respuesta: “Sí, como un astronauta”.

¿Y cómo es que tu bebé camine como un astronauta? El “andar astronauta” tiene las siguientes características:

– No sabe caminar si no está sujeto a tus dos manos. Inseguridad casi total (todavía).

– Los pasos los hace tan largos como su anatomía y pernecitas le permiten: Sus pasos son casi tan largos como los míos. Va comprendiendo poco a poco que así es físicamente imposible avanzar.

– Su pisada no es firme, va siempre por terrenos pantanosos.

A mí me encanta verlo caminar y progresar así, como un astronauta. Y no, no me preocupa que todavía no corra o no sienta una gran necesidad para caminar. Mi pollito está muy motivado con otros avances como la lógica, o la motricidad fina. Sé que cada pollito tiene su ritmo, y lo importante es incentivarlos, apoyarlos en sus inquietudes y progresos.

¿Cómo caminaba tu pollito a los 11 meses? ¿Ya volaba?

Tags: , , ,

Club del bebé en MálagaDéjanos tu comentario. Tu email no será publicado :)