La difícil decisión de ser mamá

Son muchas las mujeres que sienten un fuerte instinto maternal y sin embargo nunca ven el momento para ello. La situación económica y laboral nos pone en una encrucijada.

Yo estaba trabajando cuando me quedé embarazada. Sin embargo tuvimos que valorar la situación, ¿qué pasaría cuándo se pasaran las 16 semanas? ¿Dónde íbamos a dejar a un bebé tan pequeño? Para colmo, solos en Málaga, sin abuelos ni familia cerca que nos pudiesen ayudar. Teníamos dos opciones, seguir los dos trabajando e invertir parte del dinero en que otra persona o una guardería criara a nuestra hija o bien prescindir de un sueldo (que hoy en día es un lujo) para que uno de los dos pudiese criarla. Nos encontramos entre la espada y la pared, pues por un lado no quieres que a tu hijo le falte nunca nada pero… ¿no es el amor lo que más necesitan? Finalmente decidimos que fuese yo la que dejase de trabajar para darle todo el cariño y atención que necesitaba apretándonos muchísimo el cinturón con un sólo sueldo pero con la felicidad de que no me iba a perder nada.

Pero… ¿cómo te sientes? Está genial poder disfrutar de tus hijos las 24h del día y me siento una privilegiada pero siempre necesitamos tiempo para nosotras, un espacio personal, una actividad individual incluso una tarea en la que sentirte realizada, en la que puedas distraer tu mente con otra cosa que no sean pañales, teta y demás. Te vuelves loca, por un momento no tienes otro tema del que hablar, porque tu vida es esa, estar con tu hijo y te ves conversando sobre críos siempre. Por eso vi la necesidad de hacer algo distinto. Tuve la oportunidad de ayudar a mi marido en su trabajo un par de horas diarias y no porque a él le hiciese falta sino porque la necesidad era mía. Ese espacio, ese tiempo me sirvió para despejarme del estado en el que me encontraba. Ya no había agobios porque me sentía realizada y eso repercutía en mi relación con mi hija, pues ahora disfrutaba muchísimo más del tiempo con ella. Parece una tontería pero para mí fue toda una terapia.

Ahora sólo me queda preguntarme… ¿qué repercusión tendrá esta decisión en mi vida laboral? Soy una persona joven y sé que tengo por delante muchos años de trabajo pero no sé hasta qué punto me habré quedado anticuada en mi rama cuando me quiera incorporar o cómo van a valorar las empresas el tiempo vacío que habrá en mi CV.

La difícil decisión de ser mamá te hará plantearte muchas preguntas pero al final lo que tenemos que saber es que lo mejor para ellos somos nosotras. Estando bien la mamá lo demás irá rodado. 

Tags: , , ,

Club del bebé en MálagaDéjanos tu comentario. Tu email no será publicado :)