Ser Multimamá

Cuando Carola me pregunto si quería escribir en esta sección, mi primera idea fue.. “si no tengo nada de contar especial!”… luego empecé a pensar sobre que escribir, Sobre el embarazo? Sobre lactancia? Sobre crianza? Sobre colecho o estivill? Sobre el duro trabajo de encontrar guardería? Sobre niños prematuros? Se me ocurrían tantos temas, y todos con tantos puntos de vista, que al final me decidí por el único que me hace “especial”, ser Multimamá.

Nunca esperas que esto te pueda suceder, siempre piensas que los gemelos o mellizos los tienen personas con antecedentes familiares con gemelos, o porque se han sometido a tratamientos de fertilidad. Y mucho menos piensas que te puede suceder, cuando tu hermana ya ha tenido la “suerte” de ser de esas parejas que tienen mellizos (total… si ya le ha sucedido a ella, todavía debía de tener menos probabilidades matemáticas que me sucediera a mi también…) Pero el destino me tenia preparada esa sorpresa a mi también J.

El día de nuestra primera ecografía… jamás se me olvidará… cuando sale esa imagen duplicada, dos bolsitas perfectas con dos habichuelitas pequeñiiiiiitas pequeñiiiiiitas dentro…. Risas nerviosas, incredulidad, confusión, nervios, lloros y sobre todo… Miedo, mucho miedo!!!! (Seré capaz de poder proteger y criar a dos personitas chiquititas?)

Comienza el laaaaargo embarazo (y eso que duró solo 7 meses), y comienzan las preguntas indiscretas:

  • ¿qué ha sido in-vitro o inseminación? (Señora, le he preguntado yo si usted esta ya menopausica? No, verdad….)
  • Tienes antecedentes con gemelos? (Pues no, pero si usted esta mas contento le digo que si y asi no me hace la primera pregunta)
  • Pues aun no tienes nada de barriga, verás cuando parezcas un balón que no puede ni caminar (Es usted todo alegría dando ánimos, ehhhhh)
  • (A falta de tres meses para salir de cuentas) Ya no te queda nada, no??? (no, solo tres meses de seguir engordando como una foca)

Del momento bola andante mejor no comento, y el momento parto tal vez os lo cuente en otra ocasión y paso directamente al paseo con los mellizos en el carro.

Además de sentirte un mono de feria caminando con el super-armatoste-carro-gemelar, mientras todo el mundo se gira para mirar a tus niños, y tu cada vez te hinchas mas de orgullo cuando te dicen lo monísimos que son… Oooootra vez llegan las preguntas indiscretas, en las que se sustituyen las que conciernen a tu barriga, para preguntarte ·¿Son naturales? (ojo!!! Que me lo pregunta la chica con labios de silicona, y pelo teñido de rubio con extensiones…)

Cualquier multimama de España (y supongo que será extensible al mundo entero) se habrá sentido identificada en alguno (o todos) los comentarios, pero lo que no saben el resto de mamis, es como nos sentimos la mayoría de las veces.

Todos se piensan que es el doble de trabajo, en mi humilde opinión, no solo es el doble de trabajo, sino la mitad de horas de sueño, con la mitad de atención para cada hijo, y si a eso le sumas el estrés añadido de saber que no le estas dedicando todo el tiempo y toda la atención que necesitan cada uno por separado.

Cuando son muy muy chiquititos, imagínate dándole el pecho a tu bebe… y de repente el bebe2 se pone a llorar que también quiere, pero, si tienes un brazo sujetando la cabecita del bebe1, como haces para sujetar la cabeza del bebe2 para acomodártelo al pecho? O si has tenido la suerte que alguien te acomode al bebe2, de repente el bebe 1 regurjita manchandote a ti, a el mismo, y al bebe2…. Bffffff   Gracias a dios a los 2 meses y medio me enteré que existían unos cojines de lactancia gemelares que salvaron su crisis de lactancia de los 3 meses!! E hizo que a partir de ese momento, el momento pecho no fuera tan “estresante”

Nunca he podido quedarme tranquila durmiendo a uno en brazos y relajarme mirándolo y remirándolo mientras lo beso… siempre he tenido que “soltar” a uno para “coger” al otro, y vuelta a empezar

Bañar al bebe1 mientras cargas al bebe2 con el fular o la mochila a la espalda para que no llore, terminar de bañarlo, vestirlo e intercambiarlos.

Cuando comienzan a gatear, y empiezas a grabar al bebe1, que al ver la cámara se queda quieto, esta claro que el bebe2 en ese momento gatea por primera vez y te lo pierdes por estar grabando al bebe1

Cuando comienzan a caminar… ya ni te cuento.. bebe1 para un lado, bebe2 para el otro, bebe1 cogiendo una piedra del suelo para metérsela en la boca, mientras bebe2 llega a una hoja caída del árbol también para metérsela en la boca (si, me han salido los dos probadores gourmet… todo va para la boca! Jajaj), y yo con ojos de camaleón (cada ojo enfocando un bebe) y ganas de desdoblar mis brazos cual diosa buda Avalokiteshvara.

Pero luego los veo reírse juntos, divertirse tirándose los juguetes el uno a la otra, y se me va el cansancio y siento mucho orgullo. Orgullo de poder criar a dos bebés que nunca jamás se sentirán solos, porque siempre siempre tendrán a su hermano cerca para lo que necesiten.

A pesar de mis ojeras, de mi eterno cansancio, de mis cambios de humor diarios, y de mi “mala leche” casi continua…. OS QUIERO TANTO NAEL Y EVA!!!

Tags: , , ,

    3 Comments

  1. Olivia

    Yo no soy mama de gemelos pero te prometo que me pongo en vuestro lugar y os merecéis un monumento tan tan grande que no se podría ni construir, y sobre todo a mamás como tu Eva, no tengo palabras, por supuesto todas lo hacemos lo mejor que podemos, pero no todas somos o seríamos capaces. Mil besos a todas las mamas del mundo como tu.

  2. Eva

    Muchas gracias Olivia!!!
    Como tu bien dices todas las mamas del mundo (multimamas o no) lo hacemos lo mejor que podemos!!!
    Todo por el bien de nuestros pequeños pollitos ;)

Club del bebé en MálagaDéjanos tu comentario. Tu email no será publicado :)