La naturaleza es sabia…y nos hizo perfectas…Tan perfectas que somos capaces de crear vida…

Habíamos estado de barbacoa en la playa, con mis primos, lo hacemos una vez al año, cada uno tenía que traer un plato de comida y compartiríamos entre todos… Nos lo pasamos genial, nos hinchamos de comer y nos reímos mucho. Al día siguiente, empecé a vomitar, vomitar, vomitar…y fui al médico pensando que algo me había sentado mal. La doctora, que sabía que estábamos buscando baby, me dijo: toma, baja al aseo y hazte una prueba de embarazo.

Tenía razón. Estaba embarazada. Mi hábitat natural empezó a ser el baño, tres meses enteros sin separarme de mi amigo wáter, me llegué a instalar un cojincito y todo para estar más “cómoda”.. Qué 3 meses más largos!!

A partir del cuarto mes, ya fue todo sobre ruedas.  Aunque el miedo y la preocupación me invadían. Habíamos pasado por 3 abortos. No teníamos ganas de empezar otra vez, después del último, ya nos temíamos lo peor, nos pusimos en la más mala de las situaciones, y recuerdo que cuando la doctora me dio la noticia, me fui a casa rara, contenta pero desilusionada, cansada, no quería volver a pasar por ahí……

Los días se pasaron eternos…no podía esperar al día de la primera revisión, necesitaba que alguien me dijera como iba todo. Aunque esta vez era como una sensación de indiferencia, tenía la curiosidad de saber porque quería terminar, pero no teníamos ilusión o no queríamos tenerla.

Llegamos al ginecólogo, y lo típico, me tumbé en la camilla, me iban a hacer la primera eco.

Nada más enchufar la maquina empezamos a oír su latido…..pppfffff, que sensación…..En realidad no estaba segura, no lo habíamos escuchado antes. Pregunte al doctor y me dijo que sí, que era su corazoncito y que todo estaba bien.

Sobre este tema tengo mucho que contar y compartir, pero lo haré en otra ocasión.

Mi embarazo fue de alto riesgo, me prohibieron cualquier esfuerzo. Pero me encontraba estupendamente.

A mí, que estaba acostumbrada a mi gimnasio, mis salidas en longboard, mis subidas a esquiar….se me hizo eterno…9 meses que pasé tumbada, sin poder hacer nada, solo andar. Además, me lo tomé a rajatabla porque no quería que se estropease nada. Paseaba mínimo 2 horas diarias, era lo único que me dejaban hacer.

Mi fecha de parto estaba prevista para el 24 de marzo, pero Kai no quería salir…él estaba esperando un momento especial.

Y quiso hacerlo un 2 de abril, el mismo día que su mamá 32 años antes.

Cosas de la vida, pensaba que jamás disfrutaría de este momento, y de pronto, me encuentro con que lo celebraremos juntos para siempre…

3,750kg y 53 cm de ser, que pensaba que jamás podrían salir de mi…Estábamos felices, éramos papas, creo que no existen palabras para poder describir ese momento tal y como se vive, es muy especial, es único, una sensación que se queda grabada para siempre.

Es curioso, esto sí que lo recuerdo al detalle, hasta me acuerdo del olor del momento, pero no tengo ningún recuerdo del dolor, del momento parto, y eso que el mío fue natural y con el efecto de la epidural pasado…

Nuestro cachorro KAI había llegado por fin, perfecto, gordito, guapo, grande, hermoso…… Hasta hoy, creo que nuestra felicidad ha ido aumentando un poquito más cada día.

Se enganchó a mi teta nada más olerme y hasta hace 5 días ha estado tomando casi a demanda. Para mí ha sido una experiencia maravillosa y de conexión absoluta con mi niño, que volveré a repetir sin duda, y que si os apetece, os contaré otro día.. J

La verdad que ha sido un niño que nos lo ha puesto muy fácil, siempre ha dormido muy bien y ha comido estupendamente.

Si lo hubiera pedido por encargo no hubiera sido mejor, para su papa y para mí es perfecto, es todo lo que habíamos imaginado durante estos 16 años que llevamos juntos. Nos sentimos plenos y nos emociona ver cómo nos sorprende cada día.

Es verdad que la vida te cambia mucho, el primer año es mortal, pero después ya no es para tanto. Kai ya tiene dos añitos y ha hecho snowboard con nosotros en La Sierra, ha surfeado con nosotros en Cádiz y ha patinado Málaga con nosotros en longboard…..le flipa seguirnos, y a nosotros se nos cae la baba…

Y ser papas no es fácil, sentimos la necesidad de aprender de todo, porque queremos darle lo mejor, y elegir bien es muy difícil por eso queremos deciros GRACIAS!! Carola y Paola por dedicar vuestro tiempo a crear este espacio tan fundamental, que nos ayuda a compartir y a crecer juntos en estos primeros años de nuestra nueva vida…

Tags: , , , , ,

Club del bebé en MálagaDéjanos tu comentario. Tu email no será publicado :)