1. Cuéntanos un poquito sobre tu formación

Después de muchas vueltas y una clara vocación que eran los niños y la música encontré el camino en la musicoterapia. Estudié con la Universidad de Nebrija de Madrid Psicología Infantil y Musicoterapia. Además, a través de la Universidad de Buenos Aires hice una especialización de Musicoterapia Focal Obstetra (musicoterapia prenatal).

  1. ¿Por qué decidiste ser musicoterapeuta?

Me dediqué a muchas cosas! Siempre estudié música y había una parte que me apasionaba y es las emociones y los sentimientos que consigue provocarnos ésta en directo. Así que conseguí trabajar en giras musicales, me formé en la producción de eventos y tuve la inmensa suerte de poder vivirla día a día.

Siempre quise ser mamá, he trabajado con niños desde muy joven. Me he dedicado a observarlos y siempre “jugaba” con ellos y con la música y así fueron los primeros pasos.

Después, en un momento muy bonito en el que trabajaba con un pianista argentino pude conocer como en Buenos Aires la musicoterapia formaba parte natural del proceso de crianza.

Qué divertido!

Un viaje muy sensorial, divertido y diferente. Primero los pollitos disfrutaron de un cuento y descubrieron todos los elementos que componen el espacio. Luego trabajaron con diferentes elementos texturas y colores muy espaciales para acabar dándolo todo con harina en diferentes texturas!!

Toda una experiencia digna de nuestro Club. Si no te lo crees…

¡MIRA LAS FOTOS!

El primero de muchos talleres que haremos este año.

Pollitos y mamis bailaron tango en la primera parte del taller, un momento único para recordar!! Luego, descubrieron el violín, un instrumento muy utilizado en este estilo musical; para terminar, pintaron con diferentes técnicas y pintura comestible de color rojo, blanco y negro.

Un taller divertidísimo y apto para pollitos de a partir de los 6 meses.

¡MIRA LAS FOTOS!