Mamá

<<No me apetece>>, <<estoy demasiado cansada>>, <<ya no me gusta como antes>>, <<he perdido el interés por el sexo>>, <<hago que sea rápido y así me deja dormir>, << ¡pero si no puedo ni ducharme, voy a tener tiempo para sexo!>>

¿Te sientes identificada?, ¿No disfrutas del sexo como antes? ¡¡No renuncies al placer!! Puedes volver a enamorarte del sexo o tal vez, enamorarte por primera vez.

Esta es la realidad de muchas mujeres después de ser madres, que sienten como sus relaciones sexuales ya no son satisfactorias o sus deseos sexuales parecen que se haya ido esfumando con cada mes de embarazo.

El pasado 3 de febrero realizamos un apasionante taller titulado “Sexo&Gin-Tonic: El sexo después de ser madres”. Acompañado de un delicioso Gin-tonic realizamos un viaje por las diferentes situaciones

Hoy mi (ya no tan) pequeño pollito cumple dos añitos. 

En esta ocasión tengo una sensación agridulce: por un lado, soy inmensamente feliz viendo lo bien que estás creciendo, lo feliz que eres. Pero por otra parte, siento que dentro de poquito dejarás de ser un bebé. Y da vértigo caer en lo rápido que pasa el tiempo, los días y momentos junto a ti.

Así como el año pasado escribí un post para tu primer cumpleaños, hoy lo hago pensando exclusivamente en estos 365 días pasados junto a ti.

ESTE HA SIDO UN AÑO DONDE:

Hoy NECESITO hablar de este tema, porque lleva varios días rondándome la cabeza.

Sabemos que encontrar tiempo para hacer todo lo necesario cuando somos madres es difícil, pero creo que aún más difícil es encontrar las proporciones de tiempo adecuadas para dedicarle a cada cosa.

Pensaréis que os voy a solar una paranoia muy grande, pero creo que tiene sentido.

No es solo tener tiempo para comprar, educar al bebé, mantener amistades, cuidarse a una misma, trabajar, cuidar tu relación de pareja, la familia, los perros…. NO. El problema radica en

Este post se me ocurrió ayer, mientras dormía a Gael, en uno de esos momentos mágicos de conexión entre él y yo, que no sabría describir del todo bien.

Mi pollito es un bebé muy tímido, que necesita tiempo y confianza para soltarse. Son de esos bebés que no hacen nada en público, cuando en casa no para un segundo de bailar, cantar, hablar y jugar.

Creo sinceramente que este no es ningún problema, mientras sepamos enseñarle a confiar, a ir haciéndose independiente poco a poco, siempre trabajando desde el apoyo y la comprensión. De hecho, es un bebé totalmente normal divertido y alegre, que solo necesita algún que otro empujón para soltarse. Vamos, algo normal.

Pero siempre me daba cierta “penilla” que mi bebé no