Tutoriales

¿Cómo bañar a un recién nacido? ¿Debo hacerlo todos los días?

Estas dos preguntas nos las hemos hecho todos los padres, eso está claro.

En mi opinión y en mi experiencia con mi pollito, bañar a un recién nacido todos los días lo veo excesivo. Primero porque con cada baño alteramos la protección natural de su piel, y segundo, porque cuando son tan pequeños no disfrutan con el baño: casi todos lloran.

Gael se ponía muy nervioso y se sentía muy inseguro con cada baño, sufriendo nosotros más que él con su llanto inconsolable. Solo se callaba cuando ya estaba vestido y prendido a la teta.

Así que lo que hacíamos era limpiarle las zonas que más se ensucian (culito, genitales y carita) y bañarlo una vez cada 2 0 3 días. Además, mi pollito nació en pleno invierno, y en este caso todavía con más razón es mejor retrasar un poco el baño. Cualquier cambio de temperatura brusco para ellos puede perjudicar su salud.

¿Cómo dar de mamar a mi bebé sin que me duela? ¿Cómo asegurarme que lo estoy haciendo correctamente?

Todas las madres que hemos dado de mamar hemos tenido estas dudas. Dar de mamar es un acto sencillo pero a la vez complicado, que puede traer dolorosos problemas a la madre si no se hace correctamente.

Para mi, lo principal antes de dar de mamar es estar 100% convencida que es la mejor opción para nuestro bebé y que, pase lo que pase, insistiremos en ello y conseguiremos que la lactancia sea existosa. Muchas veces surgen complicaciones ya sea por la postura, porque el bebé es “vago” o por dolores en el pezón y es exclusivamente la mamá la que tiene la responsabilidad de decidir si sigue o no con la lactancia. Hay que saber, antes de comenzar, hasta dónde estamos dispuestas a aguantar.

He encontrado en Youtube este vídeo sobre cómo dar de mamar que me pareció muy interesante porque

Esta es la pregunta que todos los padres primerizos del mundo nos hemos hecho más de una vez.

¿Le haré daño? ¿Se me caerá de las manos? Primero decirte que NO, no le harás daño, ni se te caerá. Cuando tu bebé nace, por una extraña razón, aprendemos a hacerlo todo sin necesidad de que nadie nos lo explique. Todo lo aprendido durante el embarazo surge de repente, y somos capaces de cuidar a nuestro bebé sin problemas.

Recuerdo cuando en el hospital, veía la soltura de Papá Pollito para cambiarle los pañales a Gael, y no me lo podía creer. Él no había cambiado un pañal nunca en su vida y parecía un experto. Lo que te digo, sale solo. Probablemente porque tampoco tienes otra opción, o aprendes o aprendes.

¿Cómo puedes hacer un masaje relajante para tu bebé y ayudarle con sus dolores de tripita?

Si tu bebé tienes cólicos y no sabes cómo aliviarlo, prueba con los masajes que nos enseña en este video-tutorial la fisioterapeuta infantil Elena Neila, que además nos da unas claves para hacer el masaje lo más cómodo y placentero posible para nuestro pequeño pollito. A mi me parece uno de los vídeos más claros y que mejor explican la técnica utilizada para el masaje. Presta mucha atención y…

¡No olvides disfrutar tú también con el masaje!