¿Cómo bañar a un recién nacido? ¿Debo hacerlo todos los días?

Estas dos preguntas nos las hemos hecho todos los padres, eso está claro.

En mi opinión y en mi experiencia con mi pollito, bañar a un recién nacido todos los días lo veo excesivo. Primero porque con cada baño alteramos la protección natural de su piel, y segundo, porque cuando son tan pequeños no disfrutan con el baño: casi todos lloran.

Gael se ponía muy nervioso y se sentía muy inseguro con cada baño, sufriendo nosotros más que él con su llanto inconsolable. Solo se callaba cuando ya estaba vestido y prendido a la teta.

Así que lo que hacíamos era limpiarle las zonas que más se ensucian (culito, genitales y carita) y bañarlo una vez cada 2 0 3 días. Además, mi pollito nació en pleno invierno, y en este caso todavía con más razón es mejor retrasar un poco el baño. Cualquier cambio de temperatura brusco para ellos puede perjudicar su salud.

Pero una vez que decidimos bañarlo, siempre tenemos miedo de confirmar que estamos cogiéndolo correctamente, que no se nos caerá o ahogará. Yo tenía pánico a hacerlo sola las primeras veces; lo veía muy frágil y además, él no me lo ponía nada fácil. Se movía como un loco y lloraba desde el segundo 1.

Así, que para que vayas más segur@ a este momento, comparto contigo este vídeo de Serpadres.es que me parece muy interesante, porque explica todo lo necesario para dar un baño seguro a nuestro bebé, inclusive la temperatura del agua.

Lo más importante, es que disfrutéis lo más posible de este momento, que estés relajad@ para que  a medida que tu pollito vaya creciendo, se vaya relajando y disfrutando más y más del momento del baño.

¡Mira!

Tags: , , ,

Club del bebé en MálagaDéjanos tu comentario. Tu email no será publicado :)