¡Qué malo es el maldito periodo de adaptación!

Los pollitos no lo pasan bien; pero os aseguro que nosotros lo pasamos peor. Recuerdo como si fuese ayer el primer día de guarde de Gael: él se quedó llorando en su clase y yo, salí llorando al coche.

Este año, que ya es su segundo, todo ha sido diferente. De hecho, hace solo una semana que ha comenzado el curso y él ya se queda todo el día, además con gusto.  Pero como sé lo mal que se pasa el primer curso, me apetece dar unos consejillos sobre cómo afrontarlo lo mejor posible:

1. No alargues el sufrimiento. Sé que suena feo y sé que cuesta la vida irse pronto de la clase de tu bebé, pero te aseguro que es lo mejor. Quedarte a su lado mientras llora solo alargará el llanto, y tu bebé no entenderá realmente qué está pasando. Lo mejor es entrar, darle un beso e irte. Así a medida que pasen los días entenderá que es lo que viene después del beso.

2. Prepáralo. Nuestros pollitos se enteran de todo. Así que háblale, cuéntale qué va a pasar, dónde va a ir. Transmítele con palabras y gesto que la escuela es un sitio chulo donde quedarse, con amigos, juguetes y buen rollo. No hay nada mejor que preparar a tu bebé a lo que va a pasar para que esté tranquil@.

3. Paciencia y no compares. Sí. No compares. También es difícil, pero no pasa nada si tu sobrino tardó un día en adaptarse y tu bebé va por el mes. Lo importante es que estés tranquil@, y que no desesperes. La adaptación llegará, eso seguro.

4. Llévale su juguete de apego. A Gael por ejemplo le relaja muchísimo llevar su trapito a la guarde. De hecho, uno ya se ha quedado allí para su siestas. Todo aquello que le tranquilice déjaselo.

5. No hagas grandes cambios en su vida en su periodo de adaptación. No lo pases a la cuna, no le cambies drásticamente la comida, no cambies su rutina… Todo cambio fuerte hará que todavía sea más difícil y largo el periodo de adaptación.

6. Prepárate para los virus. Sí, todos caen. Esto es, seguramente, lo más difícil del comienzo: cada dos por tres caen enfermos. Y esto a su vez hace que nunca se termine de adaptar… es una rueda viciosa horrible. Pero también pasa, créeme.

Tags: , , ,

Club del bebé en MálagaDéjanos tu comentario. Tu email no será publicado :)