Ayer, leyendo un artículo sobre los avances que debería esperar de mi bebé a su edad (15 meses), caí en un hecho muy importante y me apetece compartirlo contigo.

Cuando un pollito tiene aproximadamente un año y 3 o 4 meses, comienza a reafirmar su personalidad, volviéndose bastante rebelde y convirtiendo al “NO” en su palabra preferida. En Gael es así, últimamente protesta por casi todo: si está sentado quiere estar de pié, si le ofreces comida no come y si no lo haces te la pide, si le dices “ven” se va, etc.

Y sí, no es fácil llevar esta etapa, y no tanto por saber llevar esta rebeldía, sino por la incertidumbre de no saber si estás haciendo lo correcto. Pues bien, resulta que este artículo exponía que ante esta rebeldía, lo mejor es intentar evitar los conflictos inútiles con tu bebé, y me pareció interesantísimo.

Se denomina “conflictos inútiles” a todos esos conflictos que realmente no son fundamentales, aquellas prohibiciones que se pueden evitar. Por ejemplo, si tu bebé no quiere cambiarse la camiseta manchada, déjalo. Si no quiere terminarse toda la comida, no te alteres. Al fin y al cabo, son decisiones suyas y son las que van conformando su personalidad.

Además, y para mi lo más importante, si estamos contínuamente en un tira y afloja, finalmente cuando de verdad sea necesario ponernos firmes y aguantar una buena rabieta por un NO estrictamente necesario (mmm no sé, por poner un ejemplo si quiere meter los dedos en el enchufe) no tendremos la fuerza ni la paciencia de mantenernos firmes y hacerle entender a nuestro pollito que eso no, que por ahí no pasamos.

Pero todo lo que verdaderamente no sea necesario prohibir, en esta fase de su corta vida, es mejor no hacerlo. Porque además, el bebé necesita explorar, necesita ir sintiéndose independiente, entender qué le gusta o no hacer, asimilar conocimientos por sí solo, ser feliz. Y no, ni él es feliz todo el día en tensión conmigo, ni yo lo soy tampoco.

También considero, y siempre en mi opinión, que no hay nada más bonito que ver que tu bebé piensa o siente diferente a ti. Me gusta cuando le explico algo, si tiene o no que hacerlo, y él descubre una nueva forma de ver esa situación y termina tomando su propia decisión. ¿Es que hay algo más bonito que educar a un ser independiente, resolutivo y feliz? Creo que no.

¿Tú has pasado ya por esa etapa? ¿Qué opinas? Me gustaría saber tu opinión :)

Tags: , , , , , ,

Club del bebé en MálagaDéjanos tu comentario. Tu email no será publicado :)