¿Por qué nadie nos explica lo difícil que es el puerperio? No solo por la adaptación a este nuevo rol, esta nueva realidad de ser madre, sino por lo complicado que es volver a reencontrarse a una misma y a nuestro cuerpo.

Durante el embarazo, los cambios son (casi siempre) positivos, siendo felices con nuestra tripita y con la condición de embarazada, asumiendo con felicidad las nuevas curvas de nuestro cuerpo. Hasta los malestares e inconvenientes nos hacen gracia, porque al final todo deriva de lo mismo: de nuestro bebé.

Pero una vez que el pollito ya ha salido del huevo rompiendo el cascarón, nuestra autoestima también se queda rota. Supongo que también influye enormemente la bajada de hormonas etc etc, pero son momentos complicados (o por lo menos para mí). Cuando te miras en el espejo y ves una barriga vacía (que parece un globo pinchado) y la retención de líquidos no termina de bajar lo único que quieres es llorar.

Yo tardé aproximadamente unos 4 meses en volver a sentirme bien con mi cuerpo (no del todo, pero por lo menos no evitaba mi reflejo en el espejo) y todavía después de 11 meses sigo sin verme igual que antes. La diferencia con respecto al principio es que ahora estoy contenta con mi condición, con mis curvas. Porque a pesar del fastidio que me da saber que no volveré a ser la misma (al menos que seas famosa y puedas gastar millonadas en cirugías, que no es el caso) mi cuerpo ha cambiado (para peor) a consecuencia de mi embarazo, que es lo más bonito y maravilloso que me ha sucedido.

Lo que me repatea soberanamente es que NADIE te informa o te advierte de este trance que tienes que pasar obligatoriamente y que no es nada fácil. NADIE habla de los cambios físicos que sufrirá tu cuerpo no solo por el embarazo, también por el parto.

Parece que el simple hecho de ser madre tiene que hacerte tan tan tan feliz que tu cuerpo no debe importarte. Sentirte bien contigo misma debe ser secundario. Siento que si demuestras tu descontento eres una mala madre que no agradece el regalo tan maravilloso que acaba de nacer. Y no es así.

¿Es que a caso se puede ser feliz sin estar a gusto con una misma? ¿No puede fastidiarme no volver a ser la misma físicamente (ni emocionalmente claro)?

Tags: , ,

Club del bebé en MálagaDéjanos tu comentario. Tu email no será publicado :)