mama cuenta

Ser Multimamá

Cuando Carola me pregunto si quería escribir en esta sección, mi primera idea fue.. “si no tengo nada de contar especial!”… luego empecé a pensar sobre que escribir, Sobre el embarazo? Sobre lactancia? Sobre crianza? Sobre colecho o estivill? Sobre el duro trabajo de encontrar guardería? Sobre niños prematuros? Se me ocurrían tantos temas, y todos con tantos puntos de vista, que al final me decidí por el único que me hace “especial”, ser Multimamá.

Nunca esperas que esto te pueda suceder, siempre piensas que los gemelos o mellizos los tienen personas con antecedentes familiares con gemelos, o porque se han sometido a tratamientos de fertilidad. Y mucho menos piensas que te puede suceder, cuando tu hermana ya ha tenido la “suerte” de ser de esas parejas que tienen mellizos (total… si ya le ha sucedido a ella, todavía debía de tener menos probabilidades matemáticas que me sucediera a mi también…) Pero el destino me tenia preparada esa sorpresa a mi también J.

El día de nuestra primera ecografía…

La difícil decisión de ser mamá

Son muchas las mujeres que sienten un fuerte instinto maternal y sin embargo nunca ven el momento para ello. La situación económica y laboral nos pone en una encrucijada.

Yo estaba trabajando cuando me quedé embarazada. Sin embargo tuvimos que valorar la situación, ¿qué pasaría cuándo se pasaran las 16 semanas? ¿Dónde íbamos a dejar a un bebé tan pequeño? Para colmo, solos en Málaga, sin abuelos ni familia cerca que nos pudiesen ayudar. Teníamos dos opciones, seguir los dos trabajando e invertir parte del dinero en que otra persona o una guardería criara a nuestra hija o bien prescindir de un sueldo (que hoy en día es un lujo) para que uno de los dos pudiese criarla. Nos encontramos entre la espada y la pared, pues por un lado no quieres que a tu hijo le falte nunca nada pero… ¿no es el amor lo que más necesitan? Finalmente decidimos que fuese yo la que dejase de trabajar para darle todo el cariño y atención que necesitaba apretándonos muchísimo el cinturón con un sólo sueldo pero con la felicidad de que no me iba a perder nada.

Pero… ¿cómo te sientes? Está genial poder disfrutar de tus hijos las

Mi nombre es Ana y soy madre de una preciosa niña de 14 meses.

La maternidad es una experiencia maravillosa, estar embarazada es uno de los mejores estados en los que puede estar la mujer y la lactancia es la mayor conexión que existe entre una madre y su bebe.

Vale, eso es lo que aparece en el 95% de los artículos escritos sobre ser madre, por supuesto, adornado con fotos de bebes guapísimos, sonrientes y madres estupendas sin ojeras y repletas de felicidad. Pues no chicas, eso no es así, eso aparece sólo en las películas.  En las clases preparto deberían explicarnos también el “lado oscuro” de la maternidad, eso que nadie cuenta pero que todo el mundo vive.

Recién parida, yo no noté ese flechazo del que hablaban, lo reconozco. Me pusieron a una criaturita indefensa que lloraba y que pedía que la cuidaran. Por supuesto, eso hice.  Allí estaba yo, haciendo todo lo posible para que a ese bebe no le faltara alimento, cariño y calor….eso es lo que hacemos todas las madres del reino animal, incluso cuando no se trata de nuestras propias crías. El primer instinto es de protección, no de amor infinito. Es una tarea con la que de repente te encuentras y de la que no sabes absolutamente nada.