Qué rápido crece tu bebé en su primer añito de vida, ¿eh?

Recuerdo que cuando Gael tenía 8 meses, lo que llamó poderosamente mi atención fue que ya era capaz de entender mis bromas, los dobles sentidos. Sabía cuando buscaba una carcajada suya, e incluso, se reía cuando yo bromeaba con su padre. Se siente ya parte del grupo familiar e interactúa abiertamente, demostrando su carácter con cada gesto.

Con 8 meses notarás también que tu bebé necesita un poco más de libertad, de espacio. Se siente más interesad@ (si cabe) en explorar el mundo y todo lo que le rodea. Gateará, se arrastrará y buscará ponerse de pie, sintiéndose feliz en esta nueva postura.

Déjalo que explore, vigílalo pero no le cortes las alas a tu pequeño pollito. En mi opinión, es en estos meses, cuando el bebé empieza a buscar su autonomía a querer desplazarse por sí solo, cuando las mamás y papás le transmitimos todos nuestros miedos, con las palabras “cuidado” “te caerás” “es peligroso”. No significa que lo dejes hacer cualquier cosa, claro, o que no lo estés controlando, pero sí que necesita estar solo, buscar su equilibrio y explorar. Explorar mucho.

Gael por ejemplo, aprendió a distinguir entre una superficie “fiable” para cogerse y ponerse de pie, y una que no lo es. O por ejemplo, sabe dónde está su colonia y mi bolso antes de salir a la calle.

Es importante, y siempre en mi opinión, intentar no condicionar las capacidades, tanto motoras como intelectuales de nuestros pollitos, no limitarlos con nuestros miedos. Es muy difícil (probablemente lo más difícil) pero si somos conscientes de ello seguro que nos controlaremos mejor y lo dejaremos volar más alto.

¿Cómo recuerdas a tu bebé cuando tenía 8 meses?

Tags: , , ,

Club del bebé en MálagaDéjanos tu comentario. Tu email no será publicado :)