¿Qué viene después del embarazo? A nivel de pareja, créeme: muchas y variopintas discusiones o intercambios de opiniones.

No es que el amor muere de pronto (al revés, el bebé es la culminación de la unión de la pareja), sino que hay varios factores que afectarán a vuestra vida amorosa los primeros meses de vuestro pollito:

1. Cansancio. Aquello de no dormir en toda la noche (literalmente) no ayuda precisamente al entendimiento. Las discusiones por quién se levanta a atender al bebé serán frecuentes.

2. 0% del tiempo disponible para vosotros. Ese tiempo tan valioso para cuidarse a uno mismo desaparecerá por completo los primeros meses. Ni hablemos del tiempo en pareja, claro. Esto debilitará vuestra comunicación.

3. “Tengo un bebé pegado al cuerpo”. Si la mamá pollito opta por la lactancia, descubrirá que así, de un día para otro, hay un bebé pegado a su cuerpo que solo se separará para dormir (y no siempre, ya que el pecho de la mamá pollito es el lecho preferido por cualquier recién nacido).

4. Vuestro nido se convertirá en un campo de batalla. El orden brillará por su ausencia los primeros meses, haciendo la convivencia más difícil.

En mi caso, y para aguantar el tirón lo mejor posible, papá pollito y yo establecimos ciertas normas que nos ayudaron bastante:

1. Pedir ayuda desesperadamente. Que no os de vergüenza pedirle ayuda a algún amigo o familiar. La necesitaréis. Mi madre y abuela fueron cruciales en nuestros primeros días. Ayudaron a mantener un poquito de calma en el hogar.

2. Dedicarnos un poco de tiempo. Por lo menos una vez al mes, es necesario que la pareja pase tiempo juntos a solas para reencontrarse. Ir al cine, a cenar, al teatro… así recordaréis por qué estáis el uno con el otro y mejoraréis el clima de colaboración en el nido.

3. Turnarnos por la noche. Desde los 7 meses que Gael se alimenta con biberón papá pollito y yo nos turnamos por la noche, así uno de los dos descansa. Es necesario que por lo menos el 50% de la pareja sea persona para que al día siguiente mantenga la cordura en los quehaceres.

4. Delimitar claramente las responsabilidades de cada uno. Tú te despiertas por la noche, yo hago la cena, tú limpias el baño…. Este es probablemente uno de los puntos más importantes, ya que así después se pueden pedir responsabilidades y se evitan muchas discusiones innecesarias.

Y tú, ¿cómo superaste los primeros días de tu pollito con tu pareja? ¡Cuéntanos!

Tags: , ,

Club del bebé en MálagaDéjanos tu comentario. Tu email no será publicado :)